Receta Trufas de Chocolate Blanco y Matcha – Introducción

El otro día, en Instagram, algunos de vosotros compartisteis conmigo vuestros tés preferidos. Uno de los más populares, junto con del de jazmín y el mate (que aún tengo que probar) fue el matcha. Así que me inspiré y me animé a compartir esta deliciosa y suntuosa receta de trufas de chocolate blanco y matcha.

Receta Trufas de Chocolate Blanco y Matcha – ¿Matcha, qué es?

Matcha (抹茶) significa “té en polvo”. Cuando pides un té, normalmente las hojas se infunden en el agua caliente y luego se desechan. En el caso del matcha, nos bebemos las hojas que han sido finamente pulverizadas y convertidas en una solución que se “diluye” en el agua. Cuando probéis el matcha por primera vez, os daréis cuenta que su sabor es fuerte, rico en umami y con un agradable sabor que nos recuerda a hierba fresca.

Cuando se disfruta del matcha en bebida, me gusta recomendar siempre usar gradación ceremonial o premium. Sin embargo, para esta receta, podéis optar por usar té matcha de gradación culinaria y, para conseguir el color vivo del matcha, en el último paso, rebañarlos con matcha premium. Esta es una opción ideal si tenemos en cuenta que el matcha no es un té especialmente barato.

Receta Trufas de Chocolate Blanco y Matcha – ¡Tan sólo 4 ingredientes!

Si sois fanes del Matcha, preparar esta receta en casa es fácil ya que solo requiere 4 ingredientes extremadamente fáciles de encontrar: Chocolate blanco, matcha, nata y mantequilla. ¿Podría ser más fácil?

Trufas chocolate blanco y matcha cocina japonesa recetas japonesas

Receta Trufas de Chocolate Blanco y Matcha – Cuando se empieza a deshacer…

Esta es una receta extremadamente fácil de preparar con un único enemigo, el calor. Empezamos cortando el chocolate blanco y lo añadimos a la nata caliente junto con la mantequilla. Una vez deshecho, añadimos el matcha tamizado y, cuando este bien incorporado, lo vertemos en un táper con papel de horno para poder despegarlo una vez se solidifique.

Pasado unas horas o, aún mejor, al día siguiente, toca darle forma a las trufas y aquí, es cuando el calor puede complicaros las cosas. Empezamos removiendo la “masa de trufa” del papel de horno y lo cortamos a cuadraditos. Para que os sea más fácil, os recomiendo limpiar el cuchillo tras cada corte. Una vez listo, dependiendo de lo rápido que hayáis sido, os recomendaría ponerlo en la nevera (o congelador) si veis que se empieza a deshacer.

Ahora toca separar los cuadraditos. Para evitar que la parte inferior se pegue al recipiente en que lo vayáis a poner, podéis añadirle azúcar en polvo encima (como veis en el vídeo) y ponerlos boca a bajo (el azúcar tocara la superficie del recipiente y evitara que se pegue). Una vez separados, los volvemos a poner en la nevera para que se enfríen y solidifiquen un poco.

Y ya está, solo queda pendiente darle la forma. Los sacamos, les acabamos de dar la forma de cuadrados, los rebañamos en matcha, ¡y ya está! Ya tenéis listo unas suntuosas y deliciosas trufas de chocolate blanco.

RECETA TRUFA DE CHOCOLATE BLANCO Y MATCHA

Receta Trufa de Chocolate Blanco y Matcha

Deliciosa y suntuosa receta de trufas de chocolate blanco y matcha.
Course Dessert, Snack
Cusine Japanese
Prep Time 20 minutes
Cook Time 30 minutes
Reposo 8 hours
Total Time 8 hours 50 minutes
Servings 24 porciones
Author Sal + Pimienta

Ingredientes

  • 400 gr Chocolate Blanco
  • 240 ml Nata
  • 1,5 cucharadas Matcha
  • 25 gr Mantequilla
  • Azúcar en polvo - opcional

Instrucciones

  • Cortamos el chocolate blanco a trozitos pequeños.
  • Al baño María, calentamos la nata. Una vez este a punto de hervir, retiramos la olla.
  • Añadimos el chocolate blanco y la mantequilla a la nata y removemos hasta que el chocolate quede deshecho. De hacer falta, podéis poner la olla al baño María de nuevo para ayudar a que este se deshaga.
  • Cuando el chocolate se haya deshecho, tamizamos el matcha y lo añadimos poco a poco a la mezcla de chocolate blanco y nata. Removemos de forma constante para incorpóralo y evitar que queden grumos.
  • Una vez el matcha este bien incorporado, vertimos la "masa de trufa" en un tapper que habremos recubierto con papel de horno (esto nos permitirá que el proceso de desmoldarlo sea mas fácil).
  • Empezamos removiendo la “masa de trufa” del papel de horno y lo cortamos a cuadraditos. Para que os sea más fácil, os recomiendo limpiar el cuchillo tras cada corte. Una vez listo, dependiendo de lo rápido que hayáis sido, os recomendaría ponerlo en la nevera (o congelador) si veis que se empieza a deshacer.
  • Ahora toca separar los cuadraditos. Para evitar que la parte inferior se pegue al recipiente en que lo vayáis a poner, podéis añadirle azúcar en polvo encima (como veis en el vídeo) y ponerlos boca a bajo (el azúcar tocara la superficie del recipiente y evitara que se pegue). Una vez separados, los volvemos a poner en la nevera para que se enfríen y solidifiquen un poco.
  • Ya solo queda pendiente darle la forma. Los sacamos, les acabamos de dar la forma de cuadrados, los rebañamos en matcha, ¡y ya está! Ya tenéis listo unas suntuosas y deliciosas trufas de chocolate blanco.
Print Recipe

¿Qué necesito para esta receta?

Encontrar ingredientes japoneses puede ser complicado, por ello he lanzado una colaboración con Japan Center. A continuación te facilito el link a los ingredientes que necesitaras para esta receta. Si haces clic en ellos y realizas una compra, nos llevaremos una pequeña comisión, sin que te suponga ningún coste adicional, lo que nos ayudará a menter este blog.

Matcha: Japan Center |  Amazon

¿Te gustan nuestras recetas?

¿Has probado de hacer esta receta en casa? Déjanos un comentario al final de esta página y cuéntanos como te quedo o comparte tus creaciones con nosotros vía Instagram etiquetándonos (@salpimientae) en la foto. ¡Me muero por ver vuestras creaciones!

Si no quieres perderte ninguna receta, puedes seguirnos en las redes sociales – YouTube, Facebook, Instagram – o suscribirte a nuestra newsletter para recibir, las últimas recetas, directas a tu e-mail (sin spam) – ¡Suscríbete aquí!

Espero que esta receta os guste tanto como a nosotros.

¡Hasta la próxima!

Eva